Un año esperando el certificado de discapacidad de Olaya

23 noviembre, 2017Por: Carlos López

0
Tiempo de lectura: 2 minutos

Laura e Ismael ven poco a poco como su hija Olaya va creciendo como todos los niños. La pequeña que nació con la enfermedad de los huesos de cristal cumplirá en diciembre 17 meses, tiene ya 65 centímetros y pesa 7 kilos. Es todo un terremoto y eso pese a que sus huesos son frágiles, aunque con el tratamiento que le aplican desde hace más de un año, son cada vez más fuertes.

Ayer Laura, y la pequeña Olaya, explicó a XAD como va su evolución. El 11 de diciembre volverá al Hospital de Getafe en el que le aplican el tratamiento con colágeno. Según comentó Laura, esta vez se tienen que quedar “unos días más de lo normal”, y es que “le tienen que hacer algunos análisis más”. En la boca, la pequeña tendrá más problemas, los dientes “los tiene todos fatal”, reconoció la madre, que no pierde la esperanza de que “cuando salgan los buenos estén bien”. Por ahora, el dentista del hospital no le puede hacer una radiografía a Olaya, es muy pequeña, una vez se haga esa prueba podrá comprobar la gravedad o no de las lesiones en los dientes.

Pero Olaya ya camina casi sola y se pone recta, con un casco y unas rodilleras para evitar lesiones, a veces incluso sin el casco ya que según comentó la madre los médicos le dijeron que es mejor no lo lleve y evitar que se haga una fractura en los brazos: a Olaya no le gusta el casco.

Mientras la vida sigue para Olaya y su familia, la burocracia parece estar más que parada. Pidieron hace un año el certificado de discapacidad para la pequeña. Según relató Laura “desde Servicios Sociales del Ayuntamiento nos ayudaron con todos los papeles, los mandamos Alicante pero no nos han dicho nada”. Eso fue el 1 de noviembre de 2016, un año largo después la familia no tiene noticias. En Alicante se supera la prueba ante un tribunal que reconoce la discapacidad de las personas, lo cual les permitiría acogerse a las ayudas que tienen las familias con hijos con algún tipo de discapacidad. Además, serían considerados como familia numerosa y eso también tiene efectos por ejemplo en la declaración de la renta.

Llevan recogidos 7 toneladas de tapones

Laura aprovechó para agradecer de nuevo todo el apoyo que recibe de Xàbia y de las diferentes asociaciones, así como de las personas anónimas que recogen tapones en sus casas y los dejan en la cafetería L’Encant y otros sitios. Según destacó desde que comenzaron han recogido 7 toneladas de tapones y siguen recogiéndolos, por cada tonelada que entregan en Plásticos Segaria reciben 200 euros.

Puedes seguir la evolución de Olaya en su página de facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.