Un informe apuesta por que el Mercat Municipal se centre en los frescos, verduras y pescado para recuperar a los clientes

14 febrero, 2019Por: Alvaro Monfort

4
Tiempo de lectura: 7 minutos

El Ayuntamiento de Xàbia ya sabe lo que tiene que hacer, si quiere, para reflotar el Mercat Municipal y que no se acabe de morir. XAD ha accedido al informe que el alcalde, José Chulvi, y el concejal de Comercio, Cesc Camprubí presentaron el pasado lunes a los comerciantes del Mercat en una reunión celebrada en la casa de Cultura.

En verano de 2017 el equipo de gobierno anunció la contratación de un estudio para analizar la situación del Mercat Municipal y proponer una serie de soluciones. Con un coste de 15.000 euros, el informe además, según destacó Xàbia Histórica hace dos años, se podía sufragar con una línea de ayudas de la Diputación de Alicante.

Fue encargado a la empresa Coto Consulting y se compone de cuatro grandes ejes de actuación:

1).- Análisis de la situación actual
2).- Estudio de mercado
3).- Diagnóstico comercial
4).- Propuestas de actuación

1) ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN ACTUAL DEL MERCAT MUNICIPAL

En la primera fase se ha analizado la estructura demográfica y área de la clientela, la estructura socioeconómica y oferta competitiva de alimentación y revisado la situación actual del Mercat. Según este estudio, al área de influencia teórica del Mercat se establece en una distancia de 400-450 metros y 5 minutos caminando (desde mitad de Doctor Borrull, IES Antoni Llidó, Parque Reina Sofía en Thiviers hasta la estación de autobuses).

En este espacio, el estudio calcula que residen unos 4.060 vecinos y vecinas que visitan casi diariamente el Mercat. Sin embargo, el área que la agencia de estudio ha marcado se solapa con la de Masymas, Mercadona, Día y Lidl que ofrecen una serie de prestaciones (aparcamiento inmediato dentro del mismo recinto o la posibilidad de realizar la gran compra de la semana, por ejemplo) que el Mercat no dispone. Según los datos de penetración, el Mercat incide un 3,44% en los hogares de Xàbia.

En cuanto a la localización del histórico edificio, suspende en la accesibilidad rodada (vehículos) considerándola “Mala” o “Muy mala”. En la otra cara de la moneda, la mejor puntuación que obtiene calificándola de “Muy buena” es el entorno constructivo que lo rodea. El estudio realiza una media de estas y otras consideraciones (Población, Servicios a su alrededor, cantidad y calidad de los mismos y Visibilidad del edificio fácilmente reconocible como un Mercado, Complementariedad con otros formatos, Afluencia peatonal, Estacionamiento y la Cercanía a sitios de interés) y establece una calificación B que indica que el Mercat “tiene aptitudes para ser competitivo, pero hay algunos elementos adversos que le impiden ser la primera opción para los clientes”.

2).- ESTUDIO DE MERCADO

El informe también analiza cómo es el tipo de cliente que acude al Mercat y qué es lo que allí se encuentra y las sensaciones que percibe más allá de un espectacular edificio. Así, el Mercat es amplio, cómodo para pasear, pero carece de una buena iluminación y correcta señalización, cartelería promocional y muchos de los productos no están etiquetados. Goza de una buena limpieza y aspecto cuidado, pero no dispone de un amplio surtido que se adecue a las demandas actuales de mercado. Respecto al trato recibido, hay de distintas clases que varían según el vendedor o vendedora. Mientras que el cliente habitual está casi totalmente fidelizado y destaca el servicio, la carne, charcutería y quesos del Mercat, el que no es cliente habitual piensa que está lejos y es más caro que una cadena de supermercados.

Tanto los clientes habituales como los que no y los comerciantes, echan en falta más actividades que se lleven a cabo en el edificio como talleres para todo tipo de edades, más puentes de alimentación y no alimentación (como Droguería), servicios a domicilio y mejora en la publicidad. También, se echa en falta una remodelación de los aseos y pintura de las paredes, así como incluir productos diferenciados de tipo gourmet, ecológicos y precocinados; entre otros.

Archivo. El Mercat Municipal de Xàbia

PUNTOS FUERTES Y DÉBILES DEL MERCAT MUNICIPAL

Según el estudio, entre los puntos fuertes del Mercat destacan que es la segunda opción de la mayoría de sus clientes habituales por detrás de Mercadona y no otro supermercado del municipio. También su admirable estética y arquitectura, su circulación en el interior y la complementariedad turística que posee su ubicación y el edificio con el entorno. Otros puntos positivos son la buena percepción por parte de sus clientes, su horario y días de apertura y profesionalidad de sus vendedores.

En cuanto a los puntos débiles sobresalen que su clientela es envejecida, falta un posicionamiento definido y de especialización en cuanto a productos elaborados, de cuarta gama y mayor variedad en los ya existentes. Otros puntos débiles son la diferenciación de trato que recibe el cliente de un puesto al otro (hecho aparte de la profesionalidad de sus comerciantes), así como la estética de cada puesto. Faltan instalaciones, etiquetado de los productos, señalización y una mayor promoción local de las bondades que ofrece el Mercat. Tampoco se realiza una gran implementación de las nuevas tecnologías.

OPORTUNIDADES Y AMENAZAS

También destaca como oportunidades de futuro, el poder diferenciarse (si se quiere) como un referente de calidad en cuanto a pescados, frescos y una ampliación en la oferta de nuevos productos. Esto supondría un acicate para el residente extranjero o turista que busca un producto representativo de Xàbia. Otra oportunidad que señala es la evolución a gastro-mercado con posibilidad de degustar y potenciar el sector de restauración. Otra es acrecentar el atractivo arquitectónico y apostar por una mayor adaptación de los comerciantes a las nuevas tendencias y tecnologías, implementando la venta online y creando reciprocidad entre el comercio físico y digital.

Las amenazas que suscita el análisis son que la mezcla comercial de distintos tipos de productos disperse ese objetivo de producto fresco y representativo (no hay que llenar los puestos vacíos por llenar, si no buscar propuestas comunes dentro del mismo abanico de posibilidades). Otra de las amenazas es la disparidad de visiones que existen respecto al presente y futuro del lugar sin que exista una conciencia de proyecto común y compartida por todos. Tampoco se puede realizar la compra fuerte de la semana en el Mercat, existe una salvable diferencia de formas de pago entre unos puestos y otros y no existe un envío a domicilio común a todo el recinto.

EL NUEVO MODELO QUE SE PROPONE: apuesta por los frescos y el pescado

La consultora propone que el Mercat se convierta en un espacio referente del producto fresco de la zona con especial dedicación al pescado, la verdura y la fruta; potenciando su singularidad arquitectónica, la posibilidad de degustaciones en los puestos, bares o en jornadas creadas ex profeso por el propio Mercat y el desarrollo de cocina para llevar.

Para tener una visión de conjunto, el estudio establece un plano lógico de distribución de las paradas y señala algunas mejoras estéticas y de accesibilidad que ayudarían a resaltar la arquitectura del lugar y su arraigo local. También, aunar el diseño global de todos los puestos para que, dentro de la marca Mercat Municipal de Xàbia, exista una coherencia conjunta que se traslade a rótulos, marquesinas, delantales, etiquetado de los productos, packaging, señalización etc; con el fin de transmitir homogeneidad, unión.

El resto de mejoras que recomienda que se deberían introducir son el pago con tarjeta en todos los puestos, el servicio a domicilio como prestación del propio Mercat, mejorar la presentación de los productos, página web actualizada con posibilidad de venta online, promociones y ofertas consensuadas, diferenciación de horario entre los puestos de consumo diario y los de restauración y mejorar la comunicación de las posibilidades de aparcamiento que existen y que sigue generando muchas dudas a pesar de las campañas y promociones creadas.

El estudio propone acciones y eventos como fines de semana en el Mercat para potenciar los productos frescos y autóctonos, la actividad Gust de divendres en la que los comerciantes que deseen participar elaborarían tapas con los productos del recinto y se cobrarían a un módico precio, un Mercatap (similar a la anterior propuesta pero de carácter puntual y que ya se realizó por última vez en 2013 con gran afluencia de público), la recuperación del concurso Mercatchef, cuentacuentos y talleres que se lleven a cabo en el interior y sean promovidos por el propio Mercat y mercados temáticos en torno al edificio como los que se realizan actualmente en la Plaça de l’Església un sábado al mes. También, la original propuesta de Rasca y Gana tras la compra de una cantidad específica y que ofrezca descuentos o premios.

Estas ideas, según el análisis, parten de la demanda de los comerciantes de llevar a cabo actividades en las que se den a conocer sus productos, la solicitud de clientes y no clientes de actividades infantiles externas que propicien la compra de los padres mientras los más pequeños disfrutan y la petición de estos de llevar a cabo más sorteos y promociones. También se indican otras mejoras que atienen a la comunicación, uso de los medios digitales, difusión, publicidad y promoción.

¿CÓMO LLEVAR A CABO TODO ESTO?

La consecución de este estudio no es cosa de un día ni de un año. La propuesta pasa, primero, porque Ayuntamiento y Mercat vayan de la mano con una proyecto y visión común y decidan llevar a cabo las consideraciones e ideas de este proyecto que señala, como idóneo, que el Mercat sea capaz de autogestionarse por sí solo dentro de unos años. También especifica que, primero, deben ponerse al día y actualizarse los servicios más básicos y accesibles para luego, profesionalizar la gerencia de la marca con la creación de una asociación que rija el Mercat de forma exclusiva en el futuro y el consistorio ceda (según prevé el documento, en 2025) la gestión y explotación total del Mercat a esta dirección.

4 comentarios en “Un informe apuesta por que el Mercat Municipal se centre en los frescos, verduras y pescado para recuperar a los clientes

  1. ¡Totalmente de acuerdo con Liz Rentell! Pero difícil de conseguir, ya que los distintos organismos oficiales están empeñados en la «inmersión en valenciano», sin tener en cuenta para nada ni a los turistas ni a los residentes (ni, por supuesto, a los propios valencianos), y programando infinitos actos en los que, si no hablas valenciano, no te enteras de nada. Por favor, el ESPAÑOL se habla en toda España y es el idioma oficial; el valenciano es co-oficial y no se habla fuera de Valencia. Me parece muy bien que los valencianos hablen valenciano, si quieren, ya que siempre lo han hecho y a nadie ha molestado, pero no que nos lo impongan a los que no somos valencianos.

  2. La publicidad de acciones y eventos y tambien señalización debe ser escrito en Español y Valenciano……no solo Valenciano, hay muchas touristas y extrangeros que no habla Valenciano pero si, hablan Español.

  3. Mientras no faciliten el aparcamiento, eliminando balizas y obstáculos que puedan golpear el coche y convirtiendo el aparcamiento en gratuito, solamente irá al mercado la gente del pueblo que va andando con el carrito de casa.

    Más claro, agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.