Un olivo como los que cultivaba Leo en su bancal, recordará la figura del histórico director del Colegio Port de Xàbia

16 marzo, 2016Por: Carlos López

0
Tiempo de lectura: 3 minutos

Un olivo, como los que tenía en su bancal, será el recuerdo que haya en el colegio Port de Xàbia a la figura de su histórico director, Leopold Cervera. Leo, como así le conocían todos, falleció poco después de jubilarse al no poder luchar contra una enfermedad. Una vida dedicada a la Educación de calidad y en valenciano, y al bancal donde cultivaba oliveras y cerezos, en la Vall d’Alcalà.

La directora del Colegio del Port, Isabel Moreno, ha explicado a XAD, como fue el homenaje que la comunidad educativa de Xàbia rindió el sábado por la tarde a Leo, un homenaje que se quedará para la historia en el “raconet” que se ha habilitado en una de las zonas del colegio del Port: Un olivo, una foto suya y un escultura de Toni Marí formada por hojas de olivo.

leo010

Moreno fue la encargada de dirigir el acto que reunió a numerosos amigos, alumnos, exalumnos, profesores -algunos llegados de puntos lejanos de la geografía nacional como Málaga- y los familiares más cercanos, Mari (su esposa), Mar y Alba (sus hijas), comenzó con un concierto de cuatro exalumnos que interpretaron la canción Camins del grupo Sopa de Cabra “una de sus favoritas”.

El acto continuó con una presentación a cargo de la propia directora y Lluis Juan, en nombre de todos los exalumnos del Colegio Port ofreció unas palabras de recuerdo del que fuera su director.

Posteriormente intervino Jaume Fullana, director general de Politica Educativa que acudió al acto en calidad de amigo de Leo quien evocó en su discurso la impronta que formarse en un centro que dirigía el homenajeado dejaba en los alumnos y como esta se manifestaba en a lo largo de su vida. Y el alcalde, José Chulvi, que destacó que Leo “dejó una profunda huella en los pueblos y en la vida de las personas con su generosidad”. Además recordó que “generaciones de hombres y mujeres de Xàbia y de toda la Marina Alta lo recordamos con aprecio por sus trabajos y por la calidad humana que desplegó en todo lo que emprendió”. Chulvi concluyó afirmando que “compartir el recuerdo de Leo de alguna manera nos une más como pueblo y nos hace mejores” .

leo007

Entre los discursos, también otro recuerdo musical de Leo. Fue de la mano de Guillem Bolufer, cantante de Pinka, que interpretó la canción Somnis, una melodía que forma parte de una de las anécdotas del director del Colegio, ya que según recordó Isabel Moreno, “hubo una vez en que la escuchamos durante tres horas” le encantaba.

Tras los discursos se produjo el momento más emotivo, que fue la presentación de la escultura que hizo Toni Marí para el centro. Marí gran amigo de Leo – de hecho, el artista del hierro hizo las letras del cartel del centro educativo- concibió para este homenaje unas hojas de olivo, con el nombre de “el raconet de Leo”. Un recuerdo por su pasíón por el campo cuando no estaba en el colegio.

Moreno evocó los días en que trabajaba codo con codo y lo presente que estaba su faceta de agricultor “nos traía siempre aceite y cerezas” que cultivaba él, pero también reconoció que era “muy fácil trabajar con el aunque “era muy exigente, nos llevaba a todos detrás tirando del carro”.

Para la memoria de todos quedará este rincón pero también, en palabras de la directora actual del centro, la modernización y transformación que promovió para convertir el Colegio Port de Xàbia en lo que es en la actualidad.

TODAS LAS FOTOS QUE ILUSTRAN ESTE REPORTAJE SON DE ENRIC MARTÍNEZ

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.