Joaquín Sorolla. La Noria, Jávea (1900. Museo Sorolla, inv. 476)

Un recuerdo a las norias o sénias de Xàbia

26 abril, 2021Por: Redacción

3
Tiempo de lectura: 4 minutos

por David Gutiérrez Pulido

 

 

Vamos a trasladarnos a tiempos pasados y a recordar uno de los elementos arquitectónicos relacionados con el agua que inundaba el paisaje de Xàbia en lo que a la zona del valle o cerca de la costa se refiere. Hablamos de las famosas norias o sénias, construcciones rústicas que facilitaban la obtención de agua para el riego de los cultivos gracias al mecanismo de una noria.

 

 André Lambert. Hort Bolufer (1927) (Imagen: Xàbia i les Lambert. 2014, p. 85)

 

Para la creación de una noria se necesita primeramente realizar un pozo de donde se pueda obtener el agua dulce. Una vez realizado, en el exterior se construía una instalación circular llamada mota o andador, la cual estaba elevada del suelo y estaba reforzada por un muro de piedra seca o sillarejo. Sobre esta estructura, en el centro se colocaba el mecanismo de la noria. Esta consistía principalmente de dos ruedas, una de agua en vertical en donde se colocaban los arcaduces o cántaros para recoger el agua y una rueda horizontal o de sol que enganchada a la primera se encargaba de moverla para recoger el agua. Desde la rueda horizontal sobresalía la palanca de giro o mayal que iba unida a un animal, generalmente un burro, asno o mula, el cual caminaba en círculo sobre la estructura circular para generar todo el movimiento de la maquinaria. Esta es la razón por la que también son llamadas norias de sangre.

El agua extraída de la noria era volcada sobre algún tipo de artesa o estructura desde donde arrancaba un canal que conducía a una acequia o una balsa de agua (bassa) cuadrangular, algunas de ellas con un reborde inclinado.

 

Fragmento del Plano de Xàbia (1875) dibujadas con círculos las norias junto al Arenal y el Montañar II

 

El origen de estas norias ya viene de la antigüedad y en Xàbia debieron de existir desde hace bastante tiempo. No obstante una de las menciones más antiguas la encontramos en un documento de 1717 en donde se deja escrito la existencia de “una casa y senia partida del camí de la Fontana y Servera”, otra “senia de Pere Español” u otra tierra “y senia al Saladar”1. En uno de los mapas conservados de Xàbia con el título Plano General de la Bahía de Jávea firmado el 25 de diciembre de 1875 se pueden apreciar que junto a la costa aparecen dibujadas cuatro norias, una de ellas en el Montañar I y las otras tres junto al Arenal y Montañar II. Tampoco hay que olvidar cómo en la Séquia de la Noria de origen romano se construyó en el siglo XVII una noria para recoger el agua del mar y llevarla a las salinas2.

 

Vista de Jávea con una casa de labranza y noria en primer término (ha. 1929) (Imagen: Museo Sorolla, inv. 85574)

 

El caso es que a finales del siglo XIX o principios del siglo XX existían en Xàbia un total de 180 norias que funcionaban a pleno rendimiento tanto por la mañana como por la tarde vigilando el ritmo del animal de tiro y cuidando del cansancio del mismo según lo relata en sus recuerdos el historiador Juan Bautista Codina3.

 

 André Lambert. Xàbia (1925) (Imagen: Xàbia i les Lambert. 2014, p. 85)

 

Estas norias también han sido objeto de representación artística, no hay más que recordar la bella pintura de Joaquín Sorolla titulada Noria, Jávea (1900) que se conserva en el Museo Sorolla (inv. 476) reflejando el mecanismo en primer plano con un burro y por fondo el paisaje del cabo de San Martín. También Andrés Lambert quiso recoger en sus grabados y dibujos algunas de ellas como la Sénia del Pla (1925) o la del Hort Bolufer (1927).

 

 La sénia de Cruanyes en la Avda. dels Furs (Arriba); Estructuras de sénia en Avda. dels Furs con Carrer Vall d’Ebro (Abajo izquierda); Balsa en la Calle Atenas (Abajo derecha)

 

Hoy en día estas norias han desaparecido y ya no ejercen su función. El único recuerdo que tenemos de ellas están presentes en la memoria oral, en algunas fotografías y afortunadamente en la conservación de su estructura y la balsa que lo acompaña. El ejemplo más sobresaliente es la llamada Sénia de Cruanyes ubicada en la Avenida dels Furs la cual conserva perfectamente la mota o andador junto a la balsa de agua. A pocos metros, en la misma avenida con esquina Carrer Vall d’Ebro también se conserva otra estructura de otra noria. Si caminamos por la calle Atenas a la altura de la calle Miconos también se puede ver los restos de una balsa de agua que estaría asociada a otra noria o también mencionar la mota conservada con su rampa de acceso y balsa asociada en el Camí de les Basses. Son solo unos pocos ejemplos de otros tantos, no muchos, que se han conservado y en algunos casos incluso ya quedaron protegidos en el Plan General de Xàbia (2013).

 

 

David Gutiérrez Pulido

(Ldo. Historia del Arte)

www.sorollajavea.wordpress.com

 

 

1 Rosa Seser Pérez “La vila de Xàbia bonbònica i austriacista”, Aguaits 24-24 (2007): 163-167.

2 Joaquim Bolufer Marqués, “El saladar i les salines de Xàbia”, Moros i Cristians (2011): 72-81.

3 Juan Bautista Codina Bas. El temps de la renda (2021): 68-69.

No te pierdas ninguna noticia de Xàbia al Día

En Xàbia AL Día queremos que no te pierdas ninguna de nuestras noticias, por este motivo hemos puesto en marcha un canal de Telegram a través del cual podrás recibir las noticias más importantes que nuestros redactores ha elaborado durante todo el día. Noticias en muchas ocasiones que no leerás en otros sitios.

Darse de alta es muy fácil. Tienes que tener instalada en tu móvil smartphone la aplicación Telegram (si no la tienes puedes descargarla en el Play Store de Android o el App Store de IOS) y buscar el Canal: xabiaaldia

Una vez accedas al canal tienes que pulsar la opción UNIRME y comenzarás a recibir las noticias del día de lunes a viernes entre las 20 y las 21 de la noche.

Este servicio es totalmente gratuito, y puedes darte de baja en cualquier momento.

3 comentarios en “Un recuerdo a las norias o sénias de Xàbia

  1. Además de interesantes y amenos, son de agradecer estos artículos que nos muestran y hacen recordar las costumbres, historias, construcciones, personajes y muchas otras cosas de una Jávea distinta a la actual pero que está en sus cimientoso y por tanto es parte importante de ella. La cultura local, con encomiables exponentes como lo son el Museo Arqueológico y la Fundación Cirne, se enriquece con estas aportaciones populares tan bien encauzadas por los periódicos digitales que en Jávea tenemos.

Responder a Adriano -Trajano Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.