Pedro Bas Codina pintando en Xàbia a la edad de 17 años (Colección Bas Carbonell)

Un recuerdo al pintor Pedro Bas Codina en homenaje al 50 aniversario de su muerte

6 junio, 2022Por: Redacción

0
Tiempo de lectura: 5 minutos

por David Gutiérrez**

 

 

Son muchas las personas xabieras que han destacado a lo largo de la historia por alguna actividad destacada, una profesión, algún hecho memorable en la historia o bien por haber llevado el nombre de Xàbia en su corazón a un ámbito nacional o internacional y que son dignos de ser recordados de alguna manera para preservar su memoria. En esta ocasión, vamos a recordar la memoria de uno de los grandes pintores que nacieron en Xàbia y que en este año de 2022, se conmemoraría el 50 aniversario de su fallecimiento, me estoy refiriendo al pintor Pedro Bas Codina.

Pedro Bas Codina en 1899 en el seno de una familia humilde de labradores siendo el primer hijo varón, pero a los pocos días sufrió una parálisis que le dejó de por vida secuelas en una pierna. Este hecho le condicionó a la hora de poder trabajar en el campo insistiendo su padre en que estudiara números para poder obtener un buen puesto administrativo. Y aunque sí que fue un magnífico estudiante, su interior le llevó a encaminarse muy temprano a tener una pasión por el dibujo y la pintura1.

Leopoldo García Ramón, Ricardo Verde Rubio y Pedro Bas Codina (al fondo) pintando en Xàbia (Colección Bas Carbonell)

Desconocemos cómo se despertó esa pasión. Quizás cuando tenía 5 años, pudo ver a Joaquín Sorolla pintando con su caballete en el entorno del puerto y eso le despertara una inquietud interna. El caso es que cuando asiste a la escuela, hablamos del entorno de 1909, al acabar sus clases se encerraba en su habitación para dibujar y pintar. Pero no será hasta 1913 cuando inicia su primer periodo de formación artístico, cuando llegó a Xàbia el sorollista Leopoldo García Ramón, acompañado en alguna ocasión por el pintor Ricardo Verde Rubio. El padre de Pedro Bas rogó al pintor García Ramón que pudiera conocer a su hijo, ver las cosas que había realizado y poder formarle. García Ramón no dudó en reconocer las dotes que mostraba Bas Codina y de esta manera se convirtió en su profesor y protector, naciendo una gran amistad. A esta protección hay que sumarle la ayuda del alcalde de Xàbia, don Celestino Pons Albi y Julio Cruañes Soler, gran amigo que fue de Joaquín Sorolla. Entre todos, consiguieron que el joven Pedro se fuera a Valencia en 1914 para proseguir su formación.

Pedro Bas Codina. Paisaje de Xàbia. 1939 (Colección particular)

En Valencia, se matricula en la Escuela de Artesanos primero y después en la Real Academia de Bellas Artes. Entabló una buena amistad con el pintor Salvador Abril y Blasco, y fue gracias a Pedro Bas, que el pintor marinista viniera a Xàbia en 1915 y 1917, dejando varias pinturas de la costa y un relato hermoso de sus excursiones. En todos estos años de formación, el paisaje, los bodegones, los retratos o las Academias son las obras que está realizando Pedro Bas con un sentido del color y la luz propia de la tradición valenciana luminista.

En 1924, da un gran salto a su carrera, se casa con Teresa Adell, que desgraciadamente muere pocos años después a causa de una tuberculosis. El matrimonio se traslada a París, la ciudad del arte, que en esos momentos estaba imperando el estilo modernista junto con las primeras vanguardias europeas que vamos a ver reflejado en su pintura. En París, entra en contacto con la Casa de España, y en ese ambiente cultural se relacionará con personalidades como Vicente Blasco Ibáñez, Valle-Inclán, Unamuno, Echegarai, el pintor valenciano Francisco Povo o los músicos José Iturbi o Joaquín Rodrigo.

Gracias a su amistad con Vicente Espí, tesorero de la Casa de España, y al alemán Fred Boshard entrará en contacto con el mundo gráfico modernista diseñando carteles, ventanales y abanicos dentro de un estilo de Art-Decó, pero sin dejar de pintar sus óleos dentro de un aire luminista valenciano que le inculcó García Ramón, con quien sigue manteniendo una fuerte amistad.

Abanico con la firma Pedro Bas Codina (Imagen: Luis Roca, La industria abaniquera valenciana en el siglo XX, Universitat Jaume I, 2017-18).

En 1934 se casa de segundas nupcias con Joaquina Carbonell Hernández en París, y la Guerra Civil Española la vive desde Francia, pero una vez acabada la contienda, Pedro Bas regresa a Valencia con su esposa y su primera hija. No tienen dónde ir y su gran amigo Leopoldo García Ramón les acoge en una bohardilla de su propiedad, y gracias al mismo, consigue trabajar como dibujante y diseñador en el taller de José Bonacho, orfebre religioso. En la década de 1950, su gran amigo Vicente Espí, también regresa a Valencia fundando una fábrica de abanicos para la que Bas Codina vuelve a trabajar realizando nuevos diseños. Los abanicos tienen tanto reclamo que personajes como la Duquesa de Alba, la reina doña Sofía o la reina Fabiola de Bélgica poseen abanicos con su firma.

Pedro Bas Codina. Escena costumbrista. 1939 (Colección particular)

Pedro Bas Codina, aunque se dejó arrastrar por los nuevos aires renovadores del modernismo, nunca dejó de pintar paisajes, bodegones o retratos con un aire más realista, mostrando una pintura lumínica que sigue la tradición de sus antecesores, y manteniendo una fuerte influencia de Leopoldo García Ramón, en donde el color siempre destacaba. Así paso el resto de sus días hasta que el 2 de abril de 1972, hace 50 años, nos dejó este gran pintor. Detrás de su vida y su obra, Xàbia siempre estuvo presente volviendo en muy diversas ocasiones y plasmando su paisaje en sus obras.

Pedro Bas Codina. Panorámica de Xàbia. 1969 (Colección particular)

No quiero terminar sin recordar, que además de que Pedro Bas Codina fue el responsable de que el gran pintor valenciano Salvador Abril y Blasco viniera a visitar las costas de Xàbia, también es destacable por ser uno de los gran impulsores en que Joaquín Sorolla tuviera un lugar de reconocimiento en su amada Xàbia, a través de la inauguración de una plaza en el mes de septiembre de 1925.

Al día de hoy, Pedro Bas Codina fue homenajeado por el pueblo de Xàbia con una exposición de su obra en el año de 1986 y una publicación monográfica de su vida. No obstante, no existe en la actualidad, un espacio físico, calle o plaza en recuerdo a su nombre. Tampoco hay que olvidar, que este gran pintor, fue el padre del bibliófilo Manuel Bas Carbonell o tío del también historiador Juan Bautista Codina Bas, ambos, grandes amantes de la cultura y la historia de Xàbia.

 

David Gutiérrez Pulido
(Ldo. Historia del Arte)
www.sorollajavea.wordpress.com

1 Para conocer más sobre la vida y obra del pintor consultar: BAS CARBONELL, Manuel: “Pedro Bas Codina (1899-1972) (I y II), Semanal Jávea, nº 111 y 112; CODINA BAS, Juan Bautista: “Joaquín Sorolla y Pedro Bas Codina (1925 en Jávea) (I)”, Canfali-Marina Alta, 5 de febrero de 2011, p. 40; y REUS I BOYD-SWAN, Frances: La humanitat feta art. Homenatge a Pedro Bas, Xàbia, Ajuntament de Xàbia, 1986;

No te pierdas ninguna noticia de Xàbia al Día

En Xàbia AL Día queremos que no te pierdas ninguna de nuestras noticias, por este motivo hemos puesto en marcha un canal de Telegram a través del cual podrás recibir las noticias más importantes que nuestros redactores ha elaborado durante todo el día. Noticias en muchas ocasiones que no leerás en otros sitios.

Darse de alta es muy fácil. Tienes que tener instalada en tu móvil smartphone la aplicación Telegram (si no la tienes puedes descargarla en el Play Store de Android o el App Store de IOS) y buscar el Canal: xabiaaldia

Una vez accedas al canal tienes que pulsar la opción UNIRME y comenzarás a recibir las noticias del día de lunes a viernes entre las 20 y las 21 de la noche.

Este servicio es totalmente gratuito, y puedes darte de baja en cualquier momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.