Una reunión sobre el PGOU con muchas dudas

Por: Guiomar

0
Tiempo de lectura: 2 minutos

La mayoría de la gente salió de la reunión con muchas dudas, demasiadas sombras y pocas luces. Vamos, como dicen en el «meu poble«, hemos salido peor de lo que hemos entrado. Faltó coherencia en los argumentos de respuesta a las preguntas planteadas por parte de los asistentes sobre cuestiones concretas.

Han tardado 5 años con la respectiva paralización de licencias de obras para este resultado, que lo único que potencia son  las zonas verdes y un modelo territorial tan sólo basado en la calidad paisajística. Porque como se pudo comprobar, ni se ha planteado potenciar el mayor sector económico de Xàbia que es el turístico y de servicios.

Seguimos apelando a la realización de un plan estratégico local, paralelo a la redacción del plan general que justifique adecuadamente las decisiones urbanísticas a adoptar en el futuro planeamiento, y abogamos por soluciones viables económicamente, ya que no admitimos soluciones de descalificación de terrenos e incrementos del 400% de zona verde sin saber de antemano las repercusiones económicas que vamos a tener que pagar por dichas soluciones.

No podemos aceptar una documentación tan relevante para el municipio y a tan alto nivel de detalle, tanto gráfico como numérico, sobre la base de una cartografía del año 2000, completamente anticuada dado el nivel de desarrollo urbanístico que hemos tenido, máxime cuando ya está disponible la cartografía actualizada. Si el Documento Consultivo no necesita tanto nivel de detalle, que no se ponga y que se agilicen los trámites en la Consellería correspondiente, y a su vez que se agilice la preparación de la documentación en la cartografía actualizada.

La tramitación de la redacción del Plan General tiene que ser eficaz, y no puede haber falta de compromiso y previsión por parte de las autoridades para elaborar un programa de plazos hasta la aprobación definitiva del Plan General, y ceñirse a él firmemente para no demorar su aprobación.

Entendemos que el suelo dotacional público pueda ser sensible a cambios de uso dotacional, pero a su vez pensamos que el suelo dotacional educativo y el suelo dotacional deportivo tienen que venir claramente identificados en el planeamiento por las repercusiones sociales que comportan, ya que son elementos decisivos a la hora de la elección del suelo residencial por la población. Y también creemos que el suelo dotacional público que se plantea es claramente insuficiente a largo plazo.

Tenemos que asumir el aumento de población en el periodo estival que multiplica la población de carácter permanente con todas sus consecuencias, lo que altera los cálculos significativamente y nos permite mantener los niveles de calidad de vida adecuados durante todo el año, y poder optar a ampliar la oferta del sector turístico más allá del periodo estival. Es incongruente que se plantee reducir viales y no aumentarlos para dosificar la circulación tanto de entrada como de salida.

Apelamos a la participación y a la transparencia real, por la poca participación del consejo sectorial y  no comprendemos cómo se ha podido tener esta documentación a espaldas de la población durante años. Pensamos que debe estar siempre disponible a los ciudadanos, en todo momento y con los cambios que se vayan realizando en su tramitación, completamente actualizados. La participación debe extenderse a los ciudadanos mediante encuestas, foros, exposiciones y todos los medios a nuestro alcance, y no solamente por una Agenda 21 local mediatizada y dirigida por la administración actuante. No se puede aprobar un documento de la relevancia de un Plan General sin contar con una mayoría importante de la población reflejada en sus representantes.

Juan Luis Cardona

Xàbia Millora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.