Una sentencia dice que el retraso en las obras del centro es culpa de la contratista

Por: Guiomar

0
Tiempo de lectura: 2 minutos

Ayer, el juzgado de lo contencioso-administrativo número 3 de Alicante ha resuelto a favor del Ayuntamiento de Xàbia, desestimando el recurso interpuesto por la primera contratista de las obras de Centro Histórico. El alcalde de Xàbia, Eduardo Monfort, ha recibido con satisfacción la noticia que da la razón al Consistorio por haber resuelto el contrato con Generala-Mayve, después de que en el plazo en que había de terminar los trabajos sólo acometiera una cuarta parte.

Para el primer edil la satisfacción es doble, ya que el juez ha hecho suyos los argumentos del Ayuntamiento, a saber, que Xàbia procedió debidamente y que el contrato se resolvió en el momento legalmente adecuado y en base  argumentos sólidos.
El juez confirma que «los incumplimientos de los plazos fueron debidos exclusivamente al contratista (la UTE Generala-Mayve), quien no dedicó a la ejecución el material y personal precisos según el contrato». El letrado tampoco considera excusa la instalación de mercadillos o celebración de fiestas, que pudieran haber retrasado la obra, «pues tales circunstancias debieron tenerse en cuenta por la UTE contratista habida cuenta que las obras se referían al casco histórico, y en ningún caso podrán justificar un retraso tan grande». Y es que teniendo en cuenta que el plazo de ejecución era de 14 meses, la mercantil sólo ejecutó un 25,1% de los trabajos en este tiempo.

General-Mayve fue contratada para acometer las obras de reurbanización del Centro Histórico, tras un polémico proceso de selección en el que se realizó una segunda valoración técnica externa, que es la que pronunció a esta mercantil como favorita. Los trabajos fueron mal desde el principio, y al finalizar el plazo de ejecución se resolvió el contrato con sólo una cuarta parte del trabajo finalizado.
Intersa, segunda empresa según la valoración del concurso, fue la empresa que finalizó estas obras, después de esperar un año de trámites administrativos destinados a evitar problemas legales con la mercantil anterior.

Ahora la sentencia ha dado la razón al Ayuntamiento, y al modo en que se ha procedido. Sin embargo, Monfort se muestra prudente ya que seguramente Generala-Mayve ahora apelará esta decisión ante el Tribunal Superior de Justicia.
«Una vez que la sentencia sea firme», añadió el primer edil, «entonces se realizará el segundo paso, que será pedir responsabilidades a la empresa».

Esta noticia llega a la vez que los auditores de la Unión Europea que deberán certificar que la obra está correctamente terminada y el Ayuntamiento puede recibir la subvención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.