Las viseras y la bobina de PLA el material con el que se hacen

Unos 50 propietarios de impresoras 3D de la Marina se coordinan para fabricar pantallas para el personal sanitario

31 marzo, 2020Por: Carlos López

0
Tiempo de lectura: 2 minutos

Un grupo de unos 50 vecinos de la Marina Alta que disponen de una impresora 3D se han coordinado con el fin de fabricar los elementos necesarios para las pantallas que utiliza el personal sanitario como refuerzo a sus equipos de protección individual.

XAD ha conversado con uno de los miembros de ese grupo, José Luis Boronat, un joven regatista de la clase Foil que forma parte de los equipos del Club Náutico de Jávea. Según ha comentado, el grupo fue impulsado a nivel nacional con el fin que los propietarios de esta máquina que puede fabricar prácticamente cualquier tipo de producto, se pusieran a disposición del personal sanitario.

Boronat ha explicado que hubo una convocatoria a nivel nacional para movilizarlos ante la falta material que tiene el personal sanitario y “tras ir dividiendo por comunidades, también se hizo a nivel comarcal” y así entró a formar parte del que equipo que está elaborando material para el Hospital de Dénia.

Este grupo, ha remarcado, cuenta con “los ficheros, archivos necesarios y las especificaciones técnicas concretas” para hacer el material -en su caso las viseras- y también les obliga a realizar el tratamiento higiénico adecuado. Están obligados a limpiar «cada una con lejía, gel hidroalcohólico o alcohol». Posteriormente “se envasan, preferiblemente al vacío, en una bolsa transparente” y Protección Civil se encarga de llevárselo al coordinador de cada grupo.

 

Este es el responsable de ensamblar las partes que realiza cada uno de ellos con las donaciones que reciben por ejemplo de papelerías. A la visera hay que añadirle la pantalla (que puede ser un plástico de un clasificador de los de una oficina, así como las gomas). Una vez ensamblado, el material es entregado en el hospital.

Boronat ha explicado que ya ha hecho siete viseras, pero tiene la intención de “hacer muchas más” ya que con una bobina de 1 kilo de PLA se pueden “un montón” ya que cada una solo consume de 20 a 30 gramos, en un proceso que para que “salga bien debe durar 3,5 horas”. En la actualidad está esperando a que le llegue una nueva bobina para poder ponerse en marcha de nuevo.

Este joven aparte de competir en la clase Foil está estudiando Ingeniería Industrial. Ahora sin clases presenciales y sin poder salir a regatear en la bahía de Xàbia, está dedicado a entrenar y estudiar, pero también aprovecha parte de su tiempo para aportar su granito de arena para combatir con esta pandemia que está afectando a nuestro país y al resto del mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.