Urbanismo pone como prioridad poner al día las licencias y desbloquear la recepción de urbanizaciones

29 junio, 2011Por: Guiomar

13
Tiempo de lectura: 2 minutos

El departamento de Urbanismo de Xàbia ha empezado a aplicar algunos cambios para mejorar la atención al ciudadano. Tal y como explica el concejal responsable, Pere Sapena, el nuevo ejecutivo se ha marcado unos objetivos prioritarios que benefician directamente al administrado como son  tener las licencias de obra al día y desbloquear la recepción de obras de urbanización para que los propietarios de las viviendas puedan tener su cédula de habitabilidad.

Al respecto, Sapena ha avanzado que está ultimando una nueva ordenanza que regula la licencia «de obras de escasa entidad» que, tras pagar la tasa y firmar una declaración de responsabilidad del peticionario, «se podrá obtener el mismo día en que se solicite», ha asegurado. El concejal ha añadido que también se está reorganizado internamente el departamento, con la refundición de Urbanismo y Obras, para mejorar la coordinación municipal.

Otra de las novedades recientes en la concejalía es la actualización de la cartografía. El Plan General de 1990, que es el que actualmente está en vigor, y el documento consultivo del futuro planeamiento se han  rehecho con cartografía del 2007. Hasta ahora se empleaban otros mapas datados del año 2000 que, como explica el concejal, que «no reflejaban toda la construcción realizada en Xàbia durante los años de mayor expansión urbanística».

Pere Sapena  ha querido aclarar que, aunque Xàbia esté en un proceso de revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) «hoy tenemos en vigor el instrumento regulador que se aprobó en 1990 y hemos de trabajar con él y devolver la seguridad jurídica que tanto  necesitan las inversiones», por lo que se están analizando todos los proyectos recibidos.

En este sentido, el edil ha lanzado un mensaje de tranquilidad, y ha asegurado que aunque haya recuperado su vigencia el planeamiento de 1990 «esto no significa que tengamos que aprobar todos los Programas Urbanísticos que nos presenten, ni indemnizar a nadie mientras no se desclasifique suelo».

Sapena ha remarcado que, en los últimos años, han entrado en vigor nuevas normativas a nivel autonómico, como la forestal o la estratégica, por lo que se ha de comprobar si esos proyectos «cumplen las exigencias y son viables». Además, «el Ayuntamiento tiene mucho que decir ante cualquier plan y no tenemos por qué autorizar algo que no creamos beneficioso para el municipio», ha destacado el concejal.

De hecho, el nuevo gobierno municipal  tiene claro que su política urbanística será «secuencializar» la construcción. Es decir, marcar un orden de prioridades en el desarrollo del municipio que garantice un ritmo de construcción «que beneficie al conjunto de la población y permita mantener la calidad de vida y servicios», ha indicado. Entre esos desarrollos prioritarios Pere Sapena ha incluido la finalización de la Vía Augusta. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.