Vicent Colomer: «El voto útil para evitar mayorías y garantizar un plan de legislatura y un cambio en la gestión es Compromís»

21 mayo, 2019Por: Alvaro Monfort

0
Tiempo de lectura: 9 minutos

Vicent Colomer Mayans vuelve a liderar, por segunda vez, la lista de Compromís per Xàbia para las inmediatas elecciones municipales del próximo domingo 26 de mayo y, esta vez, lo hace con la experiencia de conocer el funcionamiento interno del Ayuntamiento de Xàbia tras ejercer como concejal de Deportes durante la última legislatura. Una tarea que ha compaginado con su trabajo como asesor laboral en una consultoría jurídica.

De su paso por la administración pública, Colomer admite que “sí se le ha quedado alguna espina clavada” de proyectos que no se han llevado acabo. No obstante, sí se enorgullece de haber podido dar salida a otros como la construcción de la piscina municipal “que, si no sucede nada, será una realidad en el año 2021”. También del futuro pabellón del Freginal (que se encuentra en fase de licitación), de haber incidido en el deporte en la calle con la creación de espacios para calistenia, cambio de césped y la confección de la cubierta de la grada del campo de fútbol “y se ha trabajado mucho el deporte de base a través de les Escoles Esportives movilizando entre 1.000 y 1.500 niños y niñas”.

La pista de Atletismo es una de las aspiraciones pendientes de Colomer que, afirma, “no he podido desarrollar porque, al entrar en la concejalía, descubrí que existía un Plan General que no contemplaba la superficie de 20.000 m² que se necesita para esta infraestructura. Pero, finalmente, sí hemos podido encontrar un terreno mayor donde podría ubicarse y que sí que tiene cabida en el Plan”. También habla de los vestuarios del campo de la Mezquida. Durante estos años, sus usuarios se han tenido que conformar con unos portátiles. Colomer señala que el proyecto está prácticamente acabado “y que si no se ha realizado antes es porque la dotación de la concejalía de Deportes es muy reducida, las prioridades del equipo de gobierno han estado en otra parte y se ha ido paralizando hasta que en el año 2018 se desbloqueó”, señala Colomer.

Es inevitable echar la vista atrás y realizar un análisis de estos últimos cuatro años de gobierno a los que Colomer otorga la calificación de un “un seis alto”. ¿A qué se debe esta respuesta? El candidato a la alcaldía considera que ha faltado “gestión y agilidad”. “Si el concejal no está encima de su área, las personas que trabajan en ella y los asuntos que tienen entre manos, se relajan”, afirma.

Pero, sobre todo, Colomer ha echado en falta “objetivos para la legislatura que no estaban marcados más allá del auditorio, la piscina y algunos proyectos que ya estaban claros de antemano”. Así como cierta productividad: “en ocasiones se nos ha convocado a mesas de contratación de un día para otro sin apenas tiempo para poder revisar correctamente tota la documentación”. Desde su percepción, no ha formado parte del equipo de gobierno sino “gestionado un área”. Eso sí, reconoce que “con cierta manga ancha pero condicionado en muchas ocasiones”.

Visión crítica respecto al desarrollo del Plan General

No es ninguna novedad la opinión de Vicent Colomer al respecto de cómo se ha elaborado uno de los puntos estrella de esta pasada legislatura como es la elaboración del Plan General. Un proyecto que, señala: “se ha realizado a escondidas y sin contar con el resto de partidos que demandábamos reuniones para trabajarlo”. “Se ha hecho deprisa y ha sido, a última hora, cuando ya estaba plasmado; cuando nos han dejado incidir en pequeñas áreas, pero sobre un documento ya hecho y con muy pocas posibilidades de realizar cambios importantes que tardarían mucho en incluirse retrasando su ejecución”, indica el alcaldable.

Aún con todo, el candidato de Compromís considera que el actual Plan “es mucho mejor que el anterior”. “Pero no se ha realizado una escucha activa a todas aquellas voces que deberían haber tomado parte en su elaboración”. “Existen asociaciones vecinales, de empresarios, culturales, etc; que deberían haber sido llamadas para tener en cuenta su opinión y sus necesidades. A raíz de las reivindicaciones que ha habido, se ha visto como sí que hay un interés vecinal por el mismo”. Y añade: “Al final, se ha aprobado un documento puramente técnico, arreglo a las leyes vigentes, en el que se destinan una serie de áreas a ciertos usos, pero no se define el tipo de ciudad que se persigue alcanzar”.

Propuesta de Compromís per Xàbia de cara a las elecciones municipales

Colomer reconoce que la inserción de la marca “Compromís”, tal y como se transmite y percibe desde Valencia “ha costado en Xàbia” y que parte de su labor durante estos cuatro años, aparte de la concejalía, ha sido “apostar por la renovación absoluta del partido con perfiles muy preparados y dando paso a las nuevas generaciones”, señala.

Desde Compromís per Xàbia entienden que para hacer política local se debe tener, primero, “implicación y ganas de trabajar por tu municipio y eso lo tenemos muy claro”. “No estamos aquí para quedarnos o asegurarnos una silla. Somos transicionales. Compromís ha venido para quedarse y compartimos un proyecto que es el que perdurará”.

La búsqueda de esa consolidación en el municipio les ha llevado a presentar una “hoja de ruta y no un listado de propuestas electorales” que desgrane el proyecto de ciudad al que se aspira (desde Compromís) que sea Xàbia en un futuro “y en el que tienen cabida el resto de partidos políticos ya que existen muchos puntos en los que estaremos de acuerdo”, indica.

Escucha activa

“Primero hay que escuchar a las personas y hacerlas partícipes. Xàbia sin las asociaciones que tiene, no podría llevar a cabo ni el 20% de todo lo que realiza”. “El ayuntamiento debe regular y facilitar los recursos para que éstas lleven a cabo sus tareas”. “Hay que sentarse con todas las asociaciones y contar con ellas y, a día de hoy, no se está haciendo”, sentencia el candidato a la alcaldía.

“Cuando entré en la concejalía de deportes, se me dijo que no podía modificar las dotaciones de los convenios que ya había por la regla del gasto y eso es falso. Tras dos años reordenando y redistribuyendo racionalmente las ayudas y con lo que se ha podido ahorrar de algunas facturas, se ha conseguido destinar 16.000 euros más de los que había para destinarlos a estos clubes que demandaban una serie de necesidades que no se contemplaba cubrir”.

“A Xàbia le urge un cambio en la forma de entender las cosas y gestionarlas. Un cambio que cuente con las personas, incluso las que trabajan en el ayuntamiento”. “Es la base de todo. Si no se tiene un personal que esté motivado, que se sienta escuchado y que cree sinergias positivas; no podrán salir adelante los proyectos”.

“Si fuera alcalde, lo primero que haría sería reunirme con todos los departamentos municipales y sus responsables porque sus trabajadores son los que saben cuáles son sus carencias, cómo están realmente las cosas y reorganizaría los recursos en función de aquello que necesiten. Y hay muchos trabajadores que necesitan ayuda en temas de formación porque se les están exigiendo determinadas actuaciones que escapan a su dominio, mayor dedicación y rapidez sin que puedan abarcarlo”. “La de Personal es una concejalía que debería llevar directamente el propio alcalde o alguien de peso político como un primer teniente alcalde”, sugiere Colomer.

Ciudad verde, vivienda y movilidad

La máxima de convertir Xàbia en una “ciudad verde” es uno de los objetivos del partido en materia de sostenibilidad, movilidad, tipo de modelo turístico y de ciudad. Entre otras cosas, Colomer plantea la recogida selectiva de basura puerta a puerta en los tres núcleos, la potenciación de un turismo verde que no depende de los meses de verano y el calor para poder desarrollarse, el acondicionamiento de las parcelas en mal estado destinándolas a la agricultura sostenible; entre otros.

Otro punto es la vivienda enfocándose, sobre todo, en los jóvenes y los sectores que no pueden acceder al alquiler de un inmueble. En este sentido, Colomer apuesta por “la construcción de una promoción por medio de iniciativa municipal o cooperativa y sacar entre 100 y 200 viviendas de forma factible porque ya se dispone del suelo público para ello”. “Sería una forma de que la gente pudiera alquilar a un precio asequible sin tener que marcharse fuera del pueblo”, indica.

En cuanto a movilidad, Compromís aboga por la promoción del coche eléctrico o de la bicicleta adecuando el entramado del actual carril bici. Respecto al transporte urbano, rememorando lo que dijo José Chulvi en el debate del día 14 de mayo, considera que es “falso que una ciudad de menos de 50.000 habitantes no pueda gestionar su propio servicio de transporte público y respecto a este tema, tengo una contestación clara de la conselleria”.

“Xàbia tiene una necesidad grande de conectar los tres núcleos con las urbanizaciones y eso se puede hacer a través de varias líneas de movilidad aparte de la que ya existe sin empezar a poner autobuses a circular sin sentido, pero sí estudiando las necesidades de desplazamiento de las personas, las franjas horarias de uso y mejorando las frecuencias de paso”. “Se ha podido hacer para llegar hasta la Granadella y habilitar esa línea especial, pero se ha hecho a un coste elevadísimo para sólo tener utilidad dos meses al año pudiendo amortizarlo, en parte, con un coste de un euro o dos por viaje”, señala Colomer.

Urbanismo

La aprobación del Plan General encorseta cualquier acción en este campo. Colomer afirma que “con lo que haya en las áreas destinadas a este fin, trabajar en segunda incidencia, pero de forma mínima con reformas interiores”. Compromís apuesta por un modelo concéntrico de ciudad basado en el refuerzo, consolidación y unión de los tres cascos urbanos “de dentro a fuera y que sí que parece que marca la cronología del Plan General”, apunta Colomer.

“En cambio para las áreas dotacionales no existe ningún proyecto específico. Están ahí y ya se verá si pueden disponer de un uso concreto en su futuro”. El representante de Compromís también incide en la actual precariedad del departamento de Urbanismo y la necesidad de reforzarlo: “tal y como está concebido ahora mismo, si ya le cuesta sacar adelante el día a día, conceder licencias y demás; si no se destinan recursos internos o externos (también en Intervención y Contratación) la ejecución del Plan General será inviable”.

Economía y Empleo

En este punto, la formación política vuelve a dirigir su mirada hacia los jóvenes y programas con tipología similar al T’Avalem de Creama (contratos anuales que contemplan un amplio espectro de cualificación y que aúnan formación y empleo de forma remunerada permitiendo a los menores de treinta años tener una visión más concreta del mundo laboral y conocer el estado del mercado). “Xàbia sólo dispuso este proyecto para nueve jóvenes mientras que municipios como Calpe tenían en torno a cuarenta”, señala Colomer.

En opinión del candidato de Compromís, el producto turístico final que se lleva el visitante de Xàbia “falla”. “Quien viene al municipio no se lleva nada al marcharse. Por eso abogamos, en materia agroalimentaria, por proyectos, pequeños en apariencia pero que no lo son como el Pescaturismo, conservas y saladuras autóctonas, talleres de cocas, promocionar la unificación de los sectores culturales, de diseño, moda etc”. “Pero sobre todo hay que cuidar el pueblo. Si tenemos un municipio que está limpio, con parcelas adecuadas, un buen transporte etc; la gente vendrá durante los doce meses, no por la playa, sino por la calidad de vida. Hay que crear las condiciones para que esto se dé”, apunta Colomer.

Cultura y Educación

El candidato destaca la envergadura de la programación cultural actual del municipio, pero también advierte “que no todo puede ser programar y programar sin analizar si, estratégicamente, es la que nos interesa para, más allá de dotar de ocio y entretenimiento a los vecinos; crear puestos de trabajo o captar residentes a través de ella, por ejemplo”.

Compromís defiende que ésta debe ser “accesible a todo tipo de públicos y extrapolable a todos los barrios del municipio”. El alcaldable también aboga por una mayor difusión para que la programación al completo llegue fuera del municipio “porque no llega ni a las entidades culturales comarcales de las que formamos parte”. “Hay que apostar y potenciar la creación cultural propia, de autor que en Xàbia sí existe a nivel de teatro, pintura, literatura, diseño y demás. Y este aspecto de la creación es muy importante”, señala Colomer.

En cuanto a educación, el candidato a la alcaldía defiende la importancia de la misma y la apuesta que se ha realizado desde su concejalía para fomentar la educación en valores en los centros escolares. Desde Compromís hacen hincapié en la necesidad de poner en marcha el Plan Edificant para cubrir las necesidades de infraestructuras que tienen los colegios e institutos del municipio (el Graüll tiene previsto un proyecto de remodelación completa) e impulsar, aún más, la educación en valores “para ayudar a crecer a personas y no sólo trabajadores”.

Servicios Sociales

Vicent Colomer incide en el importante papel de esta área y la insuficiencia de personal que tiene el departamento municipal para poder atender todas las necesidades que surgen. También indica que, según datos objetivos del Consell, Xàbia está al 36% de ejecución de los fondos que se destinan a la comarca para fines sociales. “Podría llegar más dinero al municipio, pero por falta de una gestión ágil, no se está recibiendo más”. “Compromís debe y puede incidir en este aspecto dado que esas cuantías provienen de Conselleria”.

Arenal

En este apartado, el alcaldable aboga por la descentralización de los servicios con el fin de llegar a todos los núcleos de población del municipio. En este sentido, considera que hay que hacer “mucho trabajo” en el Arenal “que más allá de ser una zona de ocio y playa, es una zona con mucho potencial que no se ha cuidado y que necesita un importante plan de choque para la inserción de servicios y dotaciones municipales”. Colomer incide en que, junto a la concejala socialista Pilar Zamora: “no hemos podido conseguir que se desarrollara un plan de reforma de la zona de Jávea Park que incluyese una sala polivalente cultural, una zona verde, zona deportiva y el establecimiento permanente del consultorio médico”.

De hecho, recuerda como en el año 2017, tenía redactado un proyecto y se incluía una partida de 30.000 euros en los presupuestos municipales- de adecuación del entorno de Jávea Park y tuvo que enterarse por la prensa que el ayuntamiento había decidido colocar el actual consultorio médico encima de la pista en la que se encuentra, invalidando el proyecto.

Y por supuesto, se refiere a la zona del Saladar que se inundó en las pasadas lluvias de Semana Santa “que necesita una actuación urgente, que contemple más opciones de rehabilitación que la urbanística como puede ser la del deporte saludable”. Colomer está convencido de que la ordenación estructural del Arenal, como zona no de ocio y turismo, sino núcleo de residencia permanente y trabajo para muchos vecinos y vecinas “es una prioridad de la próxima legislatura”.

Para finalizar, el candidato afirma que el “voto útil -para evitar mayorías, que cambie la gestión y se pueda garantizar un plan de legislatura para el municipio- no está a día de hoy en el Partido Popular, sino está en Compromís”, señala Vicent Colomer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.