Xàbia muestra su compromiso con una sociedad justa e igualitaria

7 marzo, 2020Por: Redacción

0
Tiempo de lectura: 4 minutos

El Ayuntamiento de Xàbia organizó ayer el acto central de la programación con motivo del día internacional de la Mujer Trabajadora. Un acto para el que contó con la colaboración de alumnos de algunos colegios del municipio, que con su presencia contribuyeron a que la corporación no se quedara sola en la plaza, como pasa en este tipo de actos.

La plaza apareció decorada con paneles de mujeres destacadas ya sean de la historia o de la vida actual, elaboradoras por los alumnos de estos centros y posteriormente esos mismos alumnos leyeron un manifiesto que ha concluido con el grito unánime de todos ellos de «SOY DE LA GENERACIÓN IGUALDAD!! POR LOS DERECHOS DE LAS MUJERES»

 

MANIFIESTO

«Una vez más, el 8 de marzo conmemoramos el Día Internacional de las Mujeres, una fecha que sirve de homenaje y reconocimiento a los movimientos de mujeres en favor de sus derechos y que es también la reivindicación que hace evidente que continúan existiendo desigualdades que van mucho más lejos del que puerta esta fecha simbólica, puesto que combatir la injusticia tiene que alcanzar todos los días del año sin excepción. Las acciones de las administraciones públicas tienen que mostrar su compromiso y apuesta real por el logro de una sociedad justa e igualitaria.

Queremos recordar que en 2020 celebramos el 25 cumpleaños de la Declaración y Plataforma de Acción de Pekín, la hoja de ruta más progresista para el apoderamiento de las mujeres y las niñas en todo el mundo, donde representantes de 189 gobiernos acordaron compromisos sin precedentes encara hoy muy actuales.

Este año el 8 de marzo cae en domingo y las convocatorias de huelga no son el primer punto de la agenda, han dejado a otras acciones, pero tenemos que continuar visibilizando que siguen presentes las injusticias derivadas de la histórica división sexual del trabajo que va mucho más lejos de la ocupación
asalariada. El desigual reparto de tiempo y espacios tienen directas consecuencias sobre las oportunidades reales para ocupar espacios públicos, en el mundo laboral, académico, político o en la sociedad en general. Facilita que se perpetúe la injusta brecha salarial y que el acceso y permanencia de las mujeres en el mercado laboral continúe arrastrando obstáculos como son las discriminaciones estadísticas a priori derivadas de la penalización de la maternidad y la crianza, de la cura de personas dependientes o de la atención a las y los mayores. Esto a pesar de tener unas tasas de natalidad de las más bajas del mundo que hay que abordar en sus causas directas e indirectas. Por todo, tenemos que continuar apostando de manera decidida por políticas de conciliación de la vida personal, familiar y laboral, que garanticen los derechos de las mujeres a disfrutar de tiempo libre y permitan la participación en igualdad de condiciones que los hombre en todos los ámbitos.

Necesitamos una cultura, una sociedad, en la cual las mujeres sean visibles, sujetas de pleno derecho, no objetos hipersexualitzats o mercantilizados.

Necesitamos conseguir un género humano sin discriminaciones por razón de sexo. Hace falta que las instituciones defiendas los derechos de las mujeres, que haya presupuestos destinados a erradicar las desigualdades y gobiernos en el que se sientan representadas.

Pero además todo cambio social pasa por la educación. La sociedad que volamos se gestará en la escuela que construyamos y se fundamentará en la educación que ofrezcamos.
Si volamos una sociedad no igualitaria, injusta, regresiva, con oportunidades para una minoría; si volamos una sociedad individualista, con escasas   convicciones democráticas, solo tendremos que olvidarnos de la educación; pero si volamos una sociedad en progreso, en la cual todas las personas sean iguales y, consecuentemente, tengan las mismas opciones para realizar sus sueños, una sociedad justa, solidaria y cohesionada, el conjunto de nosotros y nosotros estamos convocados a la tarea de educar.

Por todo el que hemos dicho, todavía resulta necesario continuar conmemorando el día 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer y promover actividades dirigidas a reforzar el principio de igualdad entre hombres y mujeres.

Porque volamos y necesitamos que las leyes vigentes sean efectivas, a fin de garantizar de manera efectiva el derecho a la conciliación, así como las medidas que hagan posible la igualdad en la ocupación entre mujeres y hombres.

Necesitamos que el Ayuntamiento continúo elaborando políticas de igualdad de carácter transversal e impulsando acciones que fomenten la conciliación, la corresponsabilidad, así como la no discriminación de la mujer.

 

Porque queremos que se vele por el cumplimiento de los artículos 27.1 que defiende el derecho a la educación y la libertad de enseñanza y 27.2 de la Constitución española que tiene como cimiento el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respecto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamental .

Porque queremos que se reforçe el cumplimiento de los planes de igualdad y formación en igualdad en los centros educativos para la prevención de la violencia de género y superar el sexismo, y promover una campaña de apoyo a la profesionalidad e independencia del docente y de apoyo a la libertad de cátedra porque fomente una educación basada en la libertad de pensamiento y el desarrollo de la capacidad crítica del alumnado.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.