Xàbia triplica las licitaciones desde la entrada en vigor de la nueva Ley de Contratos Públicos

16 agosto, 2018Por: Redacción

0
Tiempo de lectura: 2 minutos

El Ayuntamiento de Xàbia está inmerso en el proceso de adaptación a la nueva Ley de Contratos, una normativa que reduce al mínimo los supuestos para utilizar los contratos menores (hasta ahora los más habituales y operativos para las Administraciones con un volumen presupuestario como el de Xàbia y con proveedores limitados a los que recurrir).
Con la nueva Ley, todos los servicios han de planificarse anualmente y contratarse a través de un concurso público, un procedimiento marcado por pasos y plazos que hacen perder mucha agilidad a la administración.

Según datos aportados por la concejala de Contratación, Marta Bañuls y de los que informa el ayuntamiento, a raíz del cambio se ha triplicado el número de licitaciones respecto al año pasado y el departamento de contratación-en el que solo hay 3 personas- se ha visto obligado a asumir un volumen de trabajo exponencial.

“Prácticamente todo está en fase de licitación y para cada caso hay que estudiar cómo hacer los pliegos técnicos sin apenas referencias”, señala la concejala. Esto, unido a que la nueva Ley obliga además a colgar cada trámite en la plataforma electrónica de la contratación en el sector público (pliegos, anuncio, proyecto, resultados mesas, informes…) hace que el departamento esté saturado.

A fecha de hoy, son casi 60 los expedientes de contratación que ya están cerrados, muchos de ellos con empresas de Xàbia. Es por ello que Bañuls ha querido poner en valor la gran respuesta que está dando el empresariado local ante los concursos públicos, haciendo un esfuerzo para presentar ofertas con las que competir con las grandes empresas y poder seguir trabajando para su Ayuntamiento.

En este sentido, la regidora ha recordado a los pequeños empresarios y autónomos que quieran seguir trabajando para la administración a partir de septiembre que han de darse de alta en el ROLECE, un registro telemático en el que deberán inscribir sus datos de personalidad y certificados de capacidad de obrar, autorizaciones y habilitaciones, solvencia y clasificación empresarial. “Si no cumplen con este trámite, no podrán optar a la mayoría de contratas”, señala Bañuls, quien aconseja al empresariado local que se informe cuanto antes de cómo registrarse ya que es un procedimiento bastante complejo.

Lo que está claro es que la nueva Ley de Contratos Públicos (Ley 9/2017 de 8 de noviembre) está afectando negativamente a la agilidad municipal y lleva a situaciones en algunos casos difícilmente explicables al ciudadano. Es por ello que el Ayuntamiento de Xàbia aprobó por unanimidad en el último pleno una moción que pide que se modifique la Ley para que sea operativa para el municipalismo y no sea una traba para que el pequeño empresario local pueda trabajar para su Ayuntamiento.

La moción además exige que se flexibilicen ya las medidas de contratación de personal que estableció la Ley de Racionalización Económica de Montoro para poder reforzar los departamentos que se tienen que encargar de cumplir las exigencias de la nueva regulación y de la relación con la Administración electrónica y las TIC, ya que la actual ley multiplica los trámites por vía electrónica y obliga a las administraciones a supervisar que los contratistas cumplan con las normas aplicables en materia medioambiental, social o laboral establecidas, entre otros.
Y todo esto llega cuando la Administración lleva años con estrictas limitaciones a la contratación de personal, por lo que muchos municipios carecen de personal suficiente y con la necesaria preparación tecnológica para poder ocuparse de todos estos nuevos trámites.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.