Xàbia y Apasa buscan un nuevo emplazamiento para la perrera

29 diciembre, 2015Por: Carlos López

0
Tiempo de lectura: 2 minutos

El Ayuntamiento de Xàbia y la asociación Apasa han iniciado la búsqueda de un nuevo emplazamiento para la perrera municipal, sobre la que pende un grupo denuncias realizadas por los propietarios de una urbanización de lujo cercana.

La perrera se encuentra en el Camí de les Sorts desde ya hace tiempo y ha sido objeto de varias denuncias por parte de los propietarios que han sido contrarias a los intereses municipales, debido sobre al ruido que generan los perros que allí esperan encontrar un hogar.

Entrada a la perrera municipal
Entrada a la perrera municipal
Las denuncias por molestias no son el único problema de Apasa, ya que un cambio en la normativa legal que regula la Protección de los Animales de Compañía, obliga a Apasa, la asociación que se encarga de la recogida y cuidado de todos los perros abandonados en Xàbia, a convertirse en un núcleo zoológico. Así es como se conocen las perreras municipales desde ese cambio legal y recoge ciertas exigencias.

La Conselleria de Medio Ambiente recogió en un decreto de junio de 2007, que se considerarán núcleos zoológicos «Residencias, escuelas de adiestramiento y demás instalaciones para el mantenimiento temporal de los animales de compañía», pero también los recintos como los «zoos», entre otros. Respecto a las exigencias algunas de ellas son las siguientes:

Emplazamiento aislado que evite el contagio y difusión de enfermedades, incluso entre aquellos establecimientos cuyas especies y actividades sean de carácter similar. Además, indica que «La superficie disponible por animal, sea cual sea el alojamiento previsto, será de 0.10 metros cuadrados por kilogramo de peso vivo. En cánidos y felinos de peso inferior a diez kilogramos será de 0.20 metros cuadrados por kilogramo de peso vivo. En caso de mantenerse enjaulado, la altura del recinto deberá ser, al menos, de 1.5 veces la altura del animal. Estas dimensiones podrán ser superiores cuando el comportamiento habitual del animal así lo exija». (Más condiciones).

Las nuevas instalaciones permitirían a Apasa descongestionar un poco la actual perrera, que se habría quedado pequeña para acoger a todas las mascotas que se quedan en la calle, por la dejadez de sus propietarios…, Pero también posibilitaría iniciar un proyecto en el que desde la asociación trabajan y que permitiría acoger también a los gatos, aunque para ello se necesitaría de una mayor implicación institucional.

Nueva situacion: Ramblars

Según han señalado fuentes municipales uno de los emplazamientos en los que podría ubicarse la nueva perrera sería en la zona de Ramblars, aunque no han ofrecido más detalles al respecto, ni la titularidad del terreno, ni si se buscan terrenos municipales o privados, o si los vecinos de la zona ya han puesto el grito en el cielo por los que serán desde dentro de poco sus nuevos vecinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.