Ya lo dicen los informes: La Marina Alta a un paso de la emergencia hídrica

30 abril, 2016Por: Carlos López

1

El Consorcio de Abastecimiento de la Marina Alta se ha reunido hoy en Xàbia, en la primera reunión que celebra el ente en la comarca y ha analizado un informe sobre la situación del suministro de agua potable en las localidades de la comarca que sitúa en Alerta, un peldaño por debajo de la situación de emergencia (el último de los estadios previstos).

Según ha explicado el presidente de la Diputación, César Sánchez, durante la presentación el motivo de trasladar la sede a la comarca, y en concreto a Xàbia, es una prueba de la disposición de la Corporación Provincial en acercar los organismo a los pueblos y es que las anteriores reuniones del Consorcio de aguas se realizaban en Alicante.

El organismo ha celebrado la junta extraordinaria en las instalaciones de la planta desalinizadora de agua xabiera, una instalación que debería convertirse en una de las soluciones a los problemas de abastecimiento que hay en los municipios de la comarca. Problemas que ya son patentes en Lliber y Xaló, donde las últimas analiticas realizadas reflejan que el agua contiene niveles de aluminio y presenta una turbidez atípica.

Un momento de la reunión del Consorcio en Xàbia
Un momento de la reunión del Consorcio en Xàbia

En la reunión el alcalde de Xàbia, José Chulvi, ha apostado porque se busque una fórmula para incorporar al Consorcio a todos los pueblos de la comarca ya que “es importante que caminemos todos juntos en la búsqueda de soluciones, sin obviar a nadie”. En estos momentos está formado por 18 de 33 localidades casualmente algunos de los que no están son los que tienen excedentes de agua (por ejemplo Pego).

Pero también a propuesta del presidente, César Sánchez, la creación de una comisión mixta con los regantes del río Girona. Además se creará una comisión de seguimiento de la sequía que estará formada por representantes de Xàbia y Dénia, así como de todos los municipios y personal técnico, ya que así lo recoge el informe sobre la situación hídrica al alcanzarse el nivel de alerta.

Según ha explicado el presidente de la Diputación, César Sánchez, la intención es “trabajar en un documento de Plan de Inversiones en materia hídrica” que recoja las obras que hay que ejecutar y establezca las prioridades”. De hecho anunció que la Diputación iniciará la ampliación de la potabilizadora de Parcent cuya capacidad ya se incrementó a principios del verano pasado, así como la renovación de las conducciones de Benigembla.

Problemas en el suministro en Lliber, que se extenderán a Xaló

Durante el encuentro, el alcalde de Lliber, José Juan Reus, ha comentado que tras la última analítica del agua en su municipio ha salido un alto nivel de turbidez así como restos de aluminio. Reus ha explicado que el agua procede de la planta de Parcent y ha indicado que se ha visto obligado a declarar la “no potabilidad” del agua que sale por el grifo de las casas. Según ha apuntado una de las causas podría ser que la instalación está trabajando por encima de sus posibilidades ya que produce 1.900 metros cúbicos diarios y está fabricada para 1.500.

El problema de Lliber puede extenderse a Xaló, ya que el agua procede del mismo sitio. A este respecto, el concejal de Aguas de Xaló, Gerard Fullana, ha asegurado que “nada más conocer el aviso de Lliber” encargaron una analitica y contraanalítica del agua de Xaló que “esperamos esté como máximo el lunes” y estudiarán “si hay que volver a declarar el agua no potable”. Fullana ha recordado que cuando se inauguró la planta de Parcent ya dijeron “que se quedaba pequeña” pero ha reconocido que están actuando de forma coordinada con el PP y el PSPV en la Diputación para ir de la mano en este asunto. No obstante, reclamó rapidez en la ejecución de la segunda ampliación “para que no nos pille el verano”.

Un comentario en “Ya lo dicen los informes: La Marina Alta a un paso de la emergencia hídrica

  1. Esto es lo que pasa cuando se pone a un incompetente a cargo de la gestión de un recurso tan imprescindible y de primera necesidad como es el agua. Después del pucherazo del «concurso» por no decir el traje a medida para los amiguetes, ahora quieren camuflar la mala gestión a modo de emergencia hídrica. Si en lugar de alardear de los beneficios que obtenía la empresa en pasados años, los hubieran reinvertido en ampliar la desaladora, se podría vender agua a las poblaciones vecinas que así lo requieran y rentabilizar la inversión hecha, pero cuando pones a alguien que no está capacitado al frente de una empresa de agua pasa lo que pasa. ¿Veremos la desaladora trabajando al 100% algún día y dando beneficios? o ¿seguimos vendiendo el humo del pequeño urbanismo y plantamos un auditorio que no es de primera necesidad para ganar elecciones… ? la clase política no ha cambiado, es lo mismo de siempre con otras caras y mayoría absoluta para campar a sus anchas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.